Beneficios del uso de PascalBox

Son múltiples las ventajas de poder jugar sin preocuparse por la duración de las pelotas, sabiendo que siempre que vayas a hacerlo, tendrán la presión reglamentaria.

Si la media de vida de una pelota es de 9 juegos y 30 minutos de uso, debido a la pérdida de presión necesaria para asegurar que el golpeo y el rebote de la pelota se produzcan de forma correcta; conseguir que las pelotas recuperen la presión perdida, es una noticia excelente para cualquier jugador de estos deportes.

Beneficios Pascal Box
Por eso, hoy queremos hablar de las ventajas y beneficios que se obtienen gracias al uso de Pascal Box. ¿Las conoces? Aquí te dejamos algunas de ellas:

  1. Las pelotas tienen siempre la presión reglamentaria, sin importar el tiempo que transcurra entre cada partido. ¿Cómo se consigue? Sometiéndolas a una presión superior a la que tienen, consiguiendo que se recarguen hasta el punto de presión que queramos. Una  vez recuperada dicha presión, las pelotas pueden durar eternamente si se mantienen dentro del cargador y a la presión indicada. Aún si no se realiza uso de ellas.

  2. Precisión. Mediante la escala del manómetro, podremos mantener  las pelotas dentro de los parámetros reglamentarios establecidos por las federaciones, según nuestro deporte (pádel, tenis o frontenis).
  3. Protección. La válvula de seguridad del presurizador garantiza en todo momento la máxima protección, incluso ante usos inadecuados.
  4. Rebote perfecto. Y la tranquilidad de que así va a ser a lo largo del tiempo.
  5. Evita lesiones. ¿Cómo es posible? Numerosos artículos de medicina deportiva concluyen que el uso de pelotas que rebotan de forma insuficiente tiene incidencia en un mayor número de lesiones.
  6. Ahorro. Un jugador habitual de 3 o 4 partidos semanales, podrá llegar a ahorrar hasta 200€ al año.
  7. Ayuda a conservar el medio ambiente. Las pelotas habituales duran unos 3 partidos. Con Pascal Box se pueden usar perfectamente hasta los 40 partidos (e incluso más).

Pascal Box

Sin pelota; no hay pádel, ni tenis, ni frontenis. Así de simple. Por lo que, después de leer este artículo  preocúpate solo de  una cosa… ¡JUGAR!

Escribe un comentario
SCROLL UP