Cuidar tu alimentación es una parte más del entrenamiento, no la descuides.

Aquí tienes las reglas oro para crear tu menú Pascal Box. Apunta, te va a ayudar a golpear la bola de pádel mucho más fuerte.shutterstock_362066120

En tu día no pueden faltar estas tres cosas, hidratos de carbono, proteínas y grasas:

 

  • Los hidratos de carbono son básicos. Antes y después de un partido, tu cuerpo necesita gasolina. Cuando vayas a entrenar, no te olvides de comer alimentos fáciles de digerir. Hacerlo entre una y cuatro horas antes, te ayudará a retrasar los síntomas de fatiga.

¿Por qué es tan importante? Porque durante el mismo, te servirán para rellenar tu barra de energía, pero después, también tienen un papel importante.

Llévate una pieza de fruta para comer tras el partido y te sentirás mucho más recuperado.

  • Las proteínas ayudan a todos los tejidos de tu cuerpo a reponer el músculo tras el esfuerzo realizado. Así que cuando llegues a casa, la recomendación es realizar un tentempié que combine carbohidratos de asimilación lenta (frutas, cereales, arroz…) con pequeñas dosis de proteína (bebida de soja, pavo, huevos, yogur…). Y si cuando llegas ya es de noche, olvídate de cenar poco, no funciona para mejorar tu juego, y mucho menos para formar nuevas fibras musculares..
  • Por otra parte, añade grasas a tu dieta. No pienses que son algo negativo, no todas las grasas tienen el mismo efecto en tu cuerpo. Completa tus platos con aceite de oliva y aprovecha las ventajas que te aporta un puñado de frutos secos.¿Sabes por qué? Es energía, y ya sabes que cuanto más fuerte le pegues, más se lo complicas a tu contrincante.shutterstock_398399308
  • Dale al agua la importancia que se merece. Entre 1 y 2 l. de agua es el ideal recomendado, si bien esta cantidad puede aumentar según tu nivel de desgaste físico diario. El agua es esencial para hidratar piel y músculos y tonificar el organismo.

Por supuesto, no podemos olvidarnos de lo esencial:

  • Planea entre 5 y 6 pequeñas comidas al día. Esto es vital para acelerar tu metabolismo y mantener un nivel de energía equilibrado durante toda la jorna. Reserva este tiempo como si fuera parte de tu entrenamiento y conviértelo en un hábito.

Si quieres mejorar tu juego, no puedes descuidar la forma física. Ser el que marca el ritmo del juego, te aportará ventaja sobre tu contrincante. Lleva el juego al punto que tú quieras y no le des oportunidad a tus rivales.

¡¡¡Disfruta de tus entrenos y partidos, y no te olvides de llevar tu Pascal Box contigo!!!. Ya se ha convertido en un imprescindible para otros blogs de pádel.